Antiguas máquinas de procesado de tabaco (Altadis).



Dirección: El Bosque
Localidad: Entrambasaguas
 Google Maps: 43.38407534 , -3.727235767


Sector:
INDUSTRIA AGROALIMENTARIA
Tipo de patrimonio:
Conjunto industrial/Fábrica de tabaco
Época:
1900-1950

Grado de protección:

Ninguno


Estado de conservación:
Bueno
Información sobre visitas:

No visitable



Descripción del enclave:

La moderna factoría de tabacos ALTADIS, en el Bosque (Entrambasaguas), es la heredera de la antigua Fábrica de Tabacos de Santander.

Actualmente los procesos industriales en la nueva planta están totalmente automatizados empleando maquinaria de última generación.

Afortunadamente y gracias a la sensibilidad de la empresa con la larga historia de la misma, se ha destinado el amplio y luminoso vestíbulo de entrada a la fábrica como un espacio expositivo de las antiguas máquinas. A través de ellas se pueden descubrir los diferentes procesos que se realizaban sobre el tabaco en rama para obtener los productos finales.

 Colección de máquinas de la exposición

Prensadora de fardos de tabaco (1900)

En el fondo del cajón se colocaba la arpillera o envoltura del fardo. Sobre ella se colocaban los manojos de hojas de tabaco para su prensada.

Las operarias cosían los extremos de la arpillera. Según disminuía el volumen por el prensado, hasta conseguir un cubo regular y compacto apto para su transporte y manipulación.

Desvenadora Universal (1907)

Máquina fabricada por “The Universal Tobacco Machine” (New York), se utilizaba para desvenar de forma mecánica los tabacos caperos. Separa  la vena central de la hoja de forma rápida aumentando considerablemente la velocidad de producción.

Laminadora (1900)

Máquina de fabricación artesanal para laminar el tabaco que después era utilizado como tripa de cigarro.

El tabaco era prensado en la máquina creando un “pan” que luego era cortado en bloques por la cuchilla

Cortadora de hojas (1900)

Máquina utilizada para recortar la hoja de tabaco en forma de capa primera. Se facilitaba la labor manual del cigarro creando capas de envoltura con el mismo corte.

Picadora de hebra o cortadora

Es una máquina marca Dubrul´s Ajax que realizaba el picado de la hoja para luego pasar el tabaco a la tirulera.

Distribuidora de tabaco (1920)

Esta máquina se utilizaba en la criba de los tabacos picados para eliminar impurezas y seleccionar los distintos tipos de tabaco según el grosor.

Liadora Vilaseca (1948)

Máquina liadora de cigarrillos de picadura al cuadrado. Se introduce el tabaco por la tolva superior y tras un rápido proceso se forma el cigarrillo.

Procede de la fábrica de Gijón.

Tirulera Universal (1903)

Se fabricó en Newark (U.S.A.) y realizaba de forma mecánica el tirulo que era envuelto en el capillo.

Normalmente llevaba incorporado un molde de madera para dar forma al cigarro.

Tirulera Dubrull (1911) 

Esta máquina de sistema DuBrull hacia tirulos o bunchos de forma mecánica. Después el tirulo era envuelto en capilo y luego por la capa.

La máquina normalmente incorporaba un molde de madera para usar de moldeador.

Procede de la fábrica de Madrid

Prensa de moldes (1900)

Máquina prensadora fabricada en Frankfurt (Alemania) que realizaba el acabado del cigarro prensándolo.



Reseña histórica:

La historia de Altadis se remonta a 1636, cuando se creó la Institución del Estanco del Tabaco en España. La firma iría evolucionando hasta convertirse, en 1945, en Tabacalera.

En el caso de Cantabria el origen de la industria del tabaco se encuentra en la Fábrica de Tabacos de Santander, en lo que fue el convento de las Clarisas. Esta fábrica se creó por Decreto en 1822 y estuvo productiva hasta el año 2002. En ese año se trasladó a la nueva factoría en El Bosque (Entrambasaguas).

En sus orígenes, como ocurre en la mayoría de los sectores regulados, el grupo fue un monopolio controlado por el Estado. La privatización no llegó hasta 1998. En 1999 se produjo la fusión de Tabacalera con la francesa Seita creando Altadis.  Posteriormente esta firma se convertiría en plenamente internacional al ser adquirida por la británica Imperial Tobacco en el 2008

La fábrica produce once formatos distintos de 53 labores diferentes (150 si se incluyen las que se exportan, bastante menos significativas). Las marcas más relevantes son Vegafina, Farias, La Flor de los Caribes, Ducados Mini, Entrefinos, Tarantos y los Minis Cubanos (Montecristo, H. Upmann, La Gloria Cubana y Partagás).

De todas ellas, la más vinculada a la planta cántabra es el Farias, un cigarro con aspecto exterior de puro y entripado cortado –como los cigarrillos– que nació a finales del siglo XIX y ha resistido hasta hoy.

Actualmente la factoría de Cantabria es la única de Altadis en España.



Autor de la ficha: Víctor M. Moreno Saiz -05/11/2021