CARGADERO DE LA ORCONERA EN ASTILLERO



Localidad: ASTILLERO
 Google Maps: 43.4009645692509 , -3.8153893793674


Sector:
MINERÍA
Tipo de patrimonio:
ELEMENTO INDUSTRIAL / CARGADERO
Época:
Año de construcción: 1893

Grado de protección:

B.I.L. (BOC nº 123 DE 26 DE JUNIO DE 2012)
https://boc.cantabria.es/boces/verAnuncioAction.do?idAnuBlob=230786


Estado de conservación:
Bueno
Información sobre visitas:

Visitable





Bibliografía relacionada

VV.AA.: La minería del hierro en la Sierra de Cabarga, Asociación Defensa Patrimonio Cultural de Villaescusa, Villaescusa, 2019, 179 pp.



Descripción del enclave:

El mineral era transportado desde los lavaderos hasta el embarcadero mediante un tren minero. La maniobra en el muelle era sencilla: los trenes que llegaban se detenían al llegar al cargadero, descomponiéndose el convoy de vagonetas, rodando solas por la vía superior hasta el basculador donde se vaciaban, cayendo el mineral al barco que se encontraba atracado al costado. Una vez descargados, las vagonetas tomaban la vía inferior, marchando solos por la pendiente que tenía para formar en una pequeña vía el convoy de vuelta a los lavaderos. En la década de 1970, las vagonetas se cambiaron por una cinta transportadora y se construyó una caseta para albergar su motor.

El quince de febrero de 1890 José Mac Lennan presentaba en el Ministerio de Fomento, el proyecto de un muelle para embarcar minerales de hierro, en el fondeadero del Astillero de Santander. El diseño inicial de este embarcadero firmado por Guillermo Mac Lennan constaba de tres partes diferenciadas, una primera de muros de fábrica de mampostería de 45 metros de longitud, un paso superior al ferrocarril de Santander a Solares, de doce metros y una estructura metálica de 66,50 metros de longitud, compuesta por dos vigas laterales de celosía, separadas entre sí  5,50 metros y unidas por un entramado metálico sobre el que discurrían las vías para los vagones cargados y  vacíos a distinto nivel, con pendientes de equilibrio en sentidos contrarios. Toda esta estructura metálica estaba soportada por seis columnas de hierro fundido a cada lado, de 0,80 metros de diámetro y separadas entre sí once metros en sentido longitudinal y arriostradas en sentido transversal por cruces de San Andrés.

Finalmente, el entramado metálico que constituía en sí el propio embarcadero, constaba de cinco caballetes de apoyo, formados cada uno por cuatro pilares de sección circular hueca, de espesor 16 milímetros y 0,30 metros de diámetro exterior con refuerzos nervados (plano de detalles, Sección C-C), provistos de un arriostrado antipandeo en forma de cruces de San Andrés, sobre los que se apoyaban las dos vigas laterales.

El muelle embarcadero fue suministrado por Horsehay Company de Shropshire, de acuerdo al proyecto que  había desarrollado el 17 de noviembre de 1890.



Reseña histórica:

Este embarcadero es por su antigüedad, tiempo de utilización y cantidad de mineral  embarcado el más relevante de la Bahía de Santander.

Fue diseñado por José MacLennan y su construcción concluyó en 1893. En ​1896 pasó a ser propiedad de la compañía Orconera Iron Ore y estuvo en funcionamiento hasta 1986.

El primer barco que llegó al cargadero de Orconera fue el vapor Alicia,  el 24 de marzo de 1894, y zarpó con 1.800 toneladas hacía el puerto de Middlesbrough (Inglaterra). Los últimos barcos que llegaron a finales de la década de los setenta tenían como destino los Altos Hornos de Vizcaya.

Debido al aumento del tráfico de minerales que soportaba la ría de Astillero y, por tanto, la necesidad de aumentar la capacidad de transporte, en 1902 se colocó una viga longitudinal, varias viguetas transversales y una acera volada sostenida por ménsulas para el tránsito de peatones.

Los últimos barcos que cargaron en el embarcadero fueron el  Aurora y el Almirante Churruca  en los últimos años setenta. Su destino eran los Altos Hornos de Vizcaya en Sestao.



Autor de la ficha: VICTOR M. MORENO - 17/6/2021