ESTACIÓN DE SIERRAPANDO



Dirección: Sierrapando
Localidad: Torrelavega
 Google Maps: 43.341691966 , -4.0265595199


Sector:
TRANSPORTE
Tipo de patrimonio:
Elemento industrial / Estación de ferrocarril.
Época:
Construcción: 1859

Grado de protección:

Ninguno.


Estado de conservación:
Bueno
Información sobre visitas:

Visitable.





Bibliografía relacionada

Solarana Cadelo M. (2013): Catálogo de arquitectura ferroviaria en Cantabria. Colegio Oficial de Arquitectos de Cantabria.

López-Calderón Barreda M. (2015): El camino de hierro de Alar del Rey a Santander-Del Ferrocarril de Isabel II al final del monopolio de Renfe.  Asociación Cántabra de Amigos de Amigos del Ferrocarril, pp. 241-243.



Descripción del enclave:

El edificio de la estación está formado por un cuerpo de planta rectangular de 36×8.5 m, sobre el que se sitúa otro en el centro (16×8.5 m) y de menor altura.

En la planta baja estaba la zona de viajeros (despacho de billetes, sala de espera y retretes) y en la primera la vivienda del jefe de estación. En los laterales, quedan dos naves que fueron destinadas al servicio de la estación. Está construida con muros de carga de mampostería; una imposta separa la fachada de la planta baja de la primera. Las naves laterales se rematan en testeros con muros en forma escalonada con los letreros de la estación en azulejo cerámico. La planta primera acaba en una cornisa moldurada que recoge la cubierta a cuatro aguas de teja cerámica árabe.

El frente de los andenes estaba resguardado bajo una gran marquesina en voladizo (37,75 x 5,5 m), sustentada por seis columnas de fundición, con un capitel con motivos vegetales. Hoy solo se conservan las columnas aisladas.

Contigua a la estación de viajeros, al este de la misma, se encuentra la antigua cantina y fonda. Este amplio edificio es de dos alturas, de planta rectangular (13×8.5 m), paralelo a la vía; su cota de acceso desde la calle es más baja que el nivel del andén. En planta baja se situaba la cantina, con acceso en la fachada oeste y tres salidas a la vía al sureste, cubiertas por una marquesina en voladizo, rematada con un dosel de madera. La planta primera se utilizó para hospedaje. Una cornisa moldurada se sitúa al borde de la cubierta a cuatro aguas de tejas árabes. El edificio de la estación se encuentra en la actualidad restaurado.



Reseña histórica:

La estación estaba alejada dos kilómetros del núcleo urbano; por ello la empresa del Ferrocarril de Isabel II, tuvo que construir una carretera de acceso desde la ciudad hasta la estación; costó 227.000 reales en 1859. Posteriormente, a partir de 1905, se comunicaba con el centro de Torrelavega por medio del ferrocarril “El Grillo”, de vía métrica, ramal de F.C. Cantábrico.

El diseño de la estación se atribuyó al ayudante de Carlos Campuzano, el montañés Javier González Riancho, aunque no hemos encontrado datos que lo confirmen. El edificio de viajeros estaba concluido en 1858; también se construyó un almacén de 28 m de longitud, con andenes de 6 m de ancho. La estación fue un lugar de embarque para el numeroso ganado que acudía a las ferias semanales.



Autor de la ficha: MANOLO LÓPEZ-CALDERÓN 25/07/2021