MONTAÑESA TEXTIL DE LA CAVADA



Dirección: Bº de Baldelazón
Localidad: La Cavada Riotuerto
 Google Maps: 43.361126310 , -3.71251074831


Sector:
INDUSTRIA TEXTIL
Tipo de patrimonio:
Conjunto industrial / Fábrica de tejidos
Época:
Construcción: 1848-1850.

Estado de conservación:
Malo.
Información sobre visitas:

No visitable.





Bibliografía relacionada

Garcia Villoslada, Celia. Las obreras de la Montañesa Textil S.A. Una aproximación a la realidad que vivieron muchas mujeres en la comarca del rio Miera entre 1936-1965. Universidad de Cantabria.



Descripción del enclave:

La fábrica surgida durante la Primera Revolución Industrial, se compone de un edificio de producción de estilo manchesteriano. Esta construcción dispone de amplios ventanales que permiten la entrada de la luz natural. También, a cierta distancia se encuentra una chimenea de ladrillo exenta, sobre una elevación del terreno, que permitía evacuar los humos de las calderas por un conducto subterráneo.

Producía hilados, tejidos acabados e hidrofilados de algodón.

Junto a la fábrica se encontraba una imponente presa en el río Miera capaz de proporcionar energía hidráulica y que antiguamente era utilizada para mover las máquinas que perfeccionaban la artillería.



Reseña histórica:

El antiguo sitio de Valdelazón, donde se barrenaba el ánima de los cañones, fue vendido en 1848 por el Ministerio de la Marina a don Juan de la Pedraja. Se componía de diversas construcciones del antiguo complejo de fundiciones de La Cavada.

Se hizo una fuerte inversión para la construcción de una fábrica, La Montañesa Textil, para la producción de tejidos e hilado de algodón moreno, vasto pero de buena calidad.
El procesado del algodón comenzaba por el batán y seguía con cardas, hilatura, repasador, telares, blanqueo y cuarto de las piezas, En los primeros años (1850) se fabricaron mantas con el algodón que venía de Cuba.
En esa época contaba con 280 telares, una turbina y una máquina de vapor auxiliar.

Con el tiempo la fábrica se especializa en diferentes productos, pasando de las mantas a la fabricación de sacos para la industria harinera. En la década de1880 se sustituye la producción por otros productos textiles como el mahón o las sábanas.

La fábrica llegó a tener 450 trabajadores en la década de 1950 de los que 300 eran mujeres. Fue muy importante en España hasta su cierre en 1965.
Los restos de esta fábrica textil de algodón, junto con la de paños de Renedo, están considerados como los dos mejores ejemplos en Cantabria de lo que supuso el inicio de la Revolución Industrial en la región.



Autor de la ficha: VÍCTOR M. MORENO SAIZ – 01/09/2021