PUENTE SOBRE EL RÍO EBRO Ferrocarril de La Robla



Dirección: Cercano al pueblo de La Aguilera y a la presa que cierra el Embalse del Ebro, en el municipio de Las Rozas de Valdearroyo
Localidad: Las Rozas de Valdearroyo
 Google Maps: 42.964157 , -4.058689


Sector:
TRANSPORTE
Tipo de patrimonio:
Elemento industrial / Puente metálico ferroviario
Época:
Puesto en servicio en 1894 y reconstruido en 1935.

Grado de protección:

Ninguno


Estado de conservación:
Bueno
Información sobre visitas:

Puede verse desde un camino próximo que sigue la margen derecha del río y pasa bajo un vano secundario de este puente.





Bibliografía relacionada

https://es.wikipedia.org/wiki/Ferrocarril_de_La_Robla

http://historiastren.blogspot.com/2017/12/el-ferrocarril-de-la-robla-cumple-125_27.html

VILLEGAS CABREDO, Luis: “Un viaje por los caminos y puentes de las comarcas centrales de Cantabria: Santander, Besaya, Pas-Pisueña y Campoo-Los Valles”. Editorial de la Universidad de Cantabria, 2020. https://bit.ly/3nIqkOX

 



Descripción del enclave:

El ferrocarril de La Robla es la línea de vía estrecha más larga de Europa Occidental, con 335 kilómetros, entre La Robla (León) y Bilbao (Vizcaya). Su tramo principal entre La Robla y Valmaseda fue puesto en servicio en 1894.

El paso de este ferrocarril sobre el río Ebro, cerca de La Aguilera en Las Rozas de Valdearroyo, se hace a través de este espectacular puente metálico de unos 50 metros de vano, que cruza el río a bastante altura sobre su cauce y es digno de verse. Durante la Revolución de Asturias, en octubre de 1934, fue volado por seguidores de la Alianza Obrera y, posteriormente, reconstruido en 1935. Además del vano principal, existe un segundo pequeño tramo que permite al ferrocarril salvar un camino local.

Esta estructura esta conformada con dos potentes celosías tipo Warren, compuestas por dos cordones longitudinales y diagonales formando triángulos, que en este caso se refuerzan con montantes verticales adicionales en cada nudo en que convergen las barras inclinadas. Estas jácenas principales están dispuestas bajo la plataforma por donde circula el tren, y el cordón inferior de las mismas sigue una directriz curva en forma de “vientre de pez”, con mayor espesor o altura en el centro de su luz, donde los momentos de flexión son máximos. Las dos vigas se unen entre sí por piezas perpendiculares y oblicuas al plano de aquéllas formando un conjunto espacial tubular, cuyos múltiples perfiles y chapas están unidos con roblones; todo el conjunto apoya sobre un estribo y una gran pila hechos de fábrica de sillares y mampostería pétrea.



Reseña histórica:

En 1890 se otorgó la concesión del ferrocarril entre La Robla (León) y Valmaseda (Vizcaya) de 284 km. Esta línea de ancho métrico, primordialmente pensada para el transporte de carbón (de las cuencas del norte de León y de Palencia) destinado a la siderurgia vizcaína, recorre 38 km del sur de Cantabria y fue construido entre 1891 y 1894. Posteriormente, en 1902, se conectó Valmaseda con la capital de Vizcaya a través de la línea del FC Santander-Bilbao que pasaba por Aranguren (en el municipio de Zalla, de la comarca de Las Encartaciones) donde se encontraban ambos trazados. Finalmente, en 1923 se estableció un ramal de conexión entre Matallana y León.

Este ferrocarril además del transporte de carbón, ha movido otros materiales a granel tales como los de la planta azucarera de Boñar, los cementos de Mataporquera, la arena silícea de las canteras de Arija, los de la papelera de Aranguren y otros. Además, ha tenido gran influencia social al permitir la movilidad de los habitantes de su amplia zona de influencia. Actualmente, el tren turístico “Expreso de La Robla” permite a los usuarios realizar un recorrido de tres días evocando los viajes clásicos de ferrocarril.



Autor de la ficha: LUIS M. VILLEGAS CABREDO https://bit.ly/3nuhd4m - 14/07/2021